• Facebook - Black Circle
  • Google+ - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
2016 YOGAPURO. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Silvia Vita

 

INSTRUCTORA DE YOGA & COACH ORGANIZACIONAL

EDUCADORA

Alias: Silvi

Signo: Capricornio

Mis certificaciones: 

  • Coach Organizacional: Master en Coaching y Cambio Organizacional, Universidad del Salvador
    (Tesis en proceso)

  • Instructora de Yoga: Instructorado Nancy Nakazato (2006)

  • Posgrado en Educación: Universidad Oxford Brookes, en el Reino Unido. Investigué cómo influye la autoestima en el aprendizaje.

  • Profesora en inglés: Egresada del Instituto Superior del Profesorado J. V. González 

 

Por qué practico yoga: Es en ese momento, donde calmo mi ansiosa mente humana con mi práctica diaria sobre el mat, usando las técnicas de respiración que grandes maestros de esa milenaria sabiduría me han dejado como legado. Doy gracias a Dios porque eso que un día dio sentido a sus vidas hoy me ayuda a mí a tener una mirada más compasiva conmigo, y con los que me rodean. Me apasiona aprender, transformarme, reinventarme, estar siendo cada día mi mejor versión. Practicar yoga me hace mejor persona, expande mi consciencia y me conecta la mente con el corazón para poder poner en palabra y estar siendo protagonista de cambio en mi mundo.

 

Por qué enseño: Ver la transformación de las personas es un regalo que alimenta mi Alma y da sentido a mi vida. Voy adquiriendo a diario la consciencia de la magnitud que mis acciones tienen y el impacto que causan en los demás. Me siento muy agradecida de poder observar de primera mano cómo mis intervenciones pueden cambiar la mirada de las personas que elijan ser acompañadas por mí como coach en su camino de aprendizaje y transformación personal.

 

Inspiraciones: Una frase de Goethe que dice: “Trata a un ser humano como es y seguirá siendo lo que es. Pero trátalo como puede llegar a ser y será lo que está llamado a ser.” Este es un gran desafío que me causa mucha inspiración y una profunda humildad y respeto por lo que la repercusión de mi mirada puede causar en el otro y en el mundo que me rodea.